Ahora que el invierno llama a la puerta es hora de prepararse para el frío. Chimeneas y estufas serán las protagonistas en casa y ,con ello, a más de un papá o mamá le traerá un dolor de cabeza: encontrar la forma de proteger los huecos más difíciles y peligroso de nuestro hogar, sobre todo para los papás con peques más curiosos que corretean, andan o gatea buscando un mundo lleno de descubrimientos.  Hoy os traemos de la mano de Baby Dan algunas medidas para evitar los pequeños accidentes domésticos en este invierno.

Espacios difíciles de proteger 

Lo más importante es proteger los sitios que más peligroso pueda ser y convertir tu casa en lugar completamente seguro. Sin embargo, hay huecos en casa que son más difíciles de proteger por sus superficies; como escaleras abiertas, balcones y puertas exteriores  o cualquier otro espacio que pueda poner en riesgo su seguridad. Por ello, es necesario acotar esa zona para que no pueda acceder con facilidad y, sobre todo, para los papás que tengas niños entre 6 meses y 3 años que les encantan corretear de un lado a otro.

Establece una zona segura para tu bebé  

Es muy recomendable definir una zona para el juego donde este completamente seguros. De esta forma, estaréis más tranquilos y podréis dedicar un ratito para ti o, mientras, atender las tareas de casa sin pensar dónde estará haciendo de las suyas. 

Protege las fuentes de calor

A los bebés les encanta toquetear y descubrir todo lo que se cruce en su camino y en casa se puede converitr en un verdadero peligro si tenemos fuentes de calor como chimeneas y estufas, para evitar estos accidentes domésticos es muy conveniente crear un área de seguridad alrededor de las fuentes de calor,  para evitar quemaduras en los peques o que pueda caer y provocar incendios. 

Mascotas y bebés

Es increíble ver el vínculo entre un niño y su mascota, pero al principio puede ser un poco complicado sobre todo si el niño llega después que la mascota. Hay que educar tanto a nuestro bebé como a nuestra mascota sobre las bases del respeto mutuo, ya que puede existir celos. Además, a nuestros peques les encantará ir tras ellos y jugar con ellos, pero a veces puede que se sientan un poco acorralados e inciten a una reacción violenta. Para evitar algún que otro susto, las Barreras Flex son una buena opción para empezar a integrar esta relación en la familia de una forma segura.

Baby Dan y su Sistema de Barreras Flex

Baby Dan es una de las compañías suecas experta en seguridad para niños de 0 a 3 años, y que este año ha cumplido 70 años diseñando productos para la seguridad de los más pequeños de la casa.

El sistema de barreras Flex de Baby Dan es la mejor opción si necesitamos asegurar superficies amplías o que sean difícil de cubrir con las barreras a presión. Este sistema de seguridad se basa en dos medidas (33 cm y 72 cm). Están disponibles en 3 configuraciones ya montadas: Flex M cubre entre los 90 – 146 cm, Flex L entre los 90 – 223 cm y Flex XL entre los 90 – 278 cm,  y todas ellas incluyen una puerta. Además, como principal ventaja, están pensadas para cubrir espacios más grandes y  puedes añadir todos los módulos que quieras ¡tienes infinitas posibilidades!.

Este sistema no se puede montar a presión ya que debido a los espacios para los que está pensado necesita ser atornillado a la pared y no puede tomar una forma en línea recta, siempre debe configurarse con una pequeña curvatura para aumentar su seguridad y que sea más resistente al peso y a la fuerza que el niño pueda ejercer sobre ella.

Con todas las medidas de seguridad nuestros bebés estarán mucho más seguros en casa. Sin embargo, que no te engañe su cara de angelitos ¡No hay que quitarle los ojos de encima o harán de las suyas!