Se acerca el verano y esta es la fecha en la que se decide, si el niño tiene la edad adecuada,para la operación pañales al pequeño. Muchos padres se preguntan como quitar el pañal ya que, sobre todo, si es su primer hijo, parece algo difícil o que puede traer inconvenientes. Sin embargo, los pediatras pueden aconsejar cuándo es el momento adecuado ya que el niño debe estar preparado neurológicamente para el control de esfínteres. Comenzar mucho antes no tiene sentido ya que el niño, aunque se insista en ello, no ha madurado fisiológicamente para controlar su pipí.

Consejos para quitar el pañal: lo que se debe observar

Es importante seguir algunos consejos para lograr la autonomía del niño y la primera pregunta a resolver es a que edad quitar los pañales. Habitualmente se considera adecuado comenzar en torno a los 22 meses. Los pequeños dan muestras conductuales de que comienzan a estar preparados cuando:

– Aguantan alrededor de hora y media sin mojar el pañal.

– Realizan deposiciones una o dos veces al día en horario regular.

– Aunque no lo realicen solos ya hacen gestos de que se orinan o tienen ganas de hacer caca.

– Lo sientas en su primer orinal y aguanta unos minutos en él.

Como dejar el pañal y crear hábitos

Las pautas y recomendaciones sobre como dejar el pañal deben incluir activamente al niño para que interiorice este paso evolutivo como una hazaña propia, de forma que tome interés en el proceso:

Adquirir un orinal adecuado a esta etapa de aprendizaje como el Orinal sillón u el Orinal Smart, ambos de BABYBJÖRN. El primero tiene un respaldo más alto y es muy cómodo, el segundo está diseñado con los mismos elementos, pero es útil para baños más pequeños.

– Comenzar a usar ropa interior sin protección en casa o pañales braguita fuera de casa, y que el pequeño sea consciente de ello eligiéndolos contigo.

– El niño debe poder subir y bajar solo su pañal braguita o su ropa interior sin protección, debe hacerlo en el baño pero no en otros lugares.

– Colocar su orinal en el aseo y llevarlo a sentarse en él cada hora si se está en casa. Siempre, antes de dormir, al levantarse de la cama, antes de tomar un baño y en cada ocasión que lo pida.

– Intentar que esté sentado en su orinal al menos 5 minutos. Se le puede leer un cuento para su entretenimiento.

– Reforzar positivamente con palabras, abrazos y felicitaciones cuando haga pipí o caca en el orinal. Se le puede premiar con una bonita pegatina de colores o caras sonrientes en su manita.

Operación pañales: consejos para los padres

A veces la retirada del pañal depende del estado evolutivo del niño y de sus emociones, pero se han de seguir los siguientes consejos de aprendizaje en tu operación pañales:

– No se ha de volver atrás, por este motivo se debe elegir el momento adecuado, se ha de tener tiempo, estar con el pequeño y tener paciencia.

– Practicar con el ejemplo, que vea a su papá o mamá sentarse en el WC le ayuda a imitar a sus progenitores.

 Convertirlo en una rutina diaria, llevarlo cada cierto tiempo a hacer pipí y en horas señaladas como antes de dormir, siempre a hacer pipí. Preguntarle si quiere hacer pipí es una forma de llamar su atención.

– Reforzar positivamente al inicio con felicitaciones, con refuerzo verbal, con pequeños detalles como la pegatina y que el niño interiorice que es algo positivo. Conforme lo va haciendo en su orinal ir espaciando el tiempo hasta que en unas semanas ya lo pida él mismo.

Inicialmente el niño se hará pipí fuera en algunas ocasiones y los padres no deben dramatizar o castigar bajo ningún concepto. Es algo normal que el niño inicialmente no controle, si se hace un drama se le refuerza y obtenemos el efecto contrario. En lugar de eso, se le hace tocar la ropa interior mojada y se le enseña la seca para que lo vaya diferenciando. Se le ha de animar a que lo haga en su orinal la próxima vez.

– Se ha de ser paciente y mantener una actitud positiva y de calma: el niño, progresivamente, va aprendiendo, realizando esta rutina cada vez mejor, con paciencia todos los niños lo consiguen, pero se ha de respetar el ritmo individual.

Una vez que el niño lo consigue se puede usar un Reductor de WC, como los de BABYBJÖRN que son resistentes y ergonómicos. El niño, al verse en el WC de los mayores se siente también mayor y es otro refuerzo positivo que le ayuda a incorporar el hábito.

Resumiendo, ¿cómo quitar el pañal? Con paciencia y con unas pautas muy determinadas que se deben seguir paso a paso y, sobre todo, teniendo claro que el control de esfínteres es un avance en el desarrollo evolutivo de todos los niños.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This

¿Te ha gustado este artículo?

¡Compártelo y cuéntaselo a los demás Happypapis!