¿Por qué hacer un plan de parto?

Por suerte, cada vez más, las mujeres y sus parejas reciben mucha información de diferentes vías, con evidencia científica, a lo largo del embarazo: internet, clases de preparación al parto, webs profesionales, su matrona o su médico…El parto es un proceso único, en el que entran en juego muchos deseos, emociones, a veces miedo o incertidumbre. De todo esto nace el deseo de plasmar en un documento las preferencias, expectativas o necesidades concretas de ese día.

Elaborar un plan de parto es una manera de situarse y centrarse en el embarazo, y poder reflexionar con el proceso que se avecina.

Elena Pajuelo

Matrona

 Es poner nombre y letras a lo que se sueña y se espera de ese día. Es imaginar cómo será el día del parto y poder comunicar las preferencias que se desean antes de ese día. También es una herramienta para orientarnos a los profesionales y conocer mejor a la mujer y su pareja en el día de su parto.

¿Qué es un plan de parto?

Es un documento escrito redactado por la mujer embarazada, que se puede elaborar a lo largo del embarazo, en el que se plasmarán necesidades, deseos o preferencias desde la llegada al hospital hasta que nace el bebé.

Es un documento dinámico, sujeto a cambios, abierto. Por ejemplo; si en el plan de parto he plasmado que me gustaría un parto sin epidural ni ningún tipo de analgesia, pero llegado el momento,(el parto ha sido inducido y está siendo muy largo, el umbral del dolor que tengo es menor de lo que imaginaba, etc..) solicito la analgesia epidural, obviamente se modificará el plan de parto. No es un contrato cerrado ni estándar, se puede modificar según las circunstancias de ese día.

En este documento se deben plasmar cosas realistas. No sirve de nada que en el plan de parto ponga que deseo una cesárea electiva, porque no se realizará si no hay indicación médica. Por eso es importante informarse de cómo es el proceso del parto, qué pasa ese día, cómo es la dilatación, expulsivo, alumbramiento. Durante las clases de preparación al parto se tratan todos estos temas y se pueden resolver muchas de estas dudas, así que sería ideal que todos los interrogantes que vayan surgiendo los pudiera resolver un profesional.

¿Cuándo hacer un plan de parto?

Se puede ir redactando a lo largo del embarazo, lo ideal sería empezar a escribirlo a partir de la semana 28 a la 32, para tener tiempo a resolver dudas pendientes.

Las matronas ayudamos a elaborar un plan de nacimiento. Es importante entender que este plan no es ningún contrato ni es algo rígido. Las expectativas del parto y los planes de nacimiento están sujetos a cambios, según la situación y el contexto del parto, siempre comentándolo con la mujer e informando de cada acción a realizar.

¿Qué poner en el plan de parto?

Existe un modelo redactado por el Ministerio de Sanidad, que podeis encontrar al final del post, en el que según las recomendaciones basadas en la evidencia científica y poniendo en consensos diferentes planes de parto, pone a disposición esta plantilla.

Dentro de este modelo de plan de parto se puede añadir, quitar o modificar lo que se desee, o redactar otro que se acerque más a los deseos de la mujer y su pareja.

Este plan de parto desglosa diferentes momentos del proceso y detalla preferencias como:

Acompañante: Qué acompañante quiere la mujer que esté durante todo el proceso de parto y nacimiento del bebé. Normalmente es una única persona la que está todo el proceso.

  1. Espacio físico: Cómo desea la mujer instalarse en la sala de partos. Si el parto y la sala de dilatación será un mismo espacio, o separado, por ejemplo. O la posibilidad de escuchar música, tener una luz tenue…
  2. Procedimientos a realizar; Durante el proceso del trabajo de parto se realizan diferentes procedimientos, en los que informamos a la mujer del por qué se realizan y con su consentimiento oral. Sin embargo, algunas de estos procedimientos no son rutinarios o varían según cada hospital, como: ingesta de líquidos, administración o no de enema, etc.
  3. Opciones para controlar el dolor: Como calor, agua caliente, aromaterapia, masaje, o anestesia peridural.
  4. Dilatación y expulsivo: Deseos sobre la vivencia de este momento. Posiciones que le gustaría adoptar, visualización del parto con un espejo, etc.
  5. Recién nacido: Dejar el cordón latir y que le pase esa sangre al bebé, ponerlo piel con piel desde el nacimiento, inicio precoz de la lactancia materna…

También, podeís encontrar otro modelo elaborado por por la FAME (Federación de Asociaciones de Matronas de España) que os servirá de apoyo para hacer vuestro plan de parto.

Muchos de los ítems que están en un plan de parto ya se realizan de manera habitual en la mayoría de hospitales, y creo que cada vez estamos más concienciados de que es un proceso fisiológico en el que se interviene sólo cuando es necesario.

Y lo más importante…

Cuando llegue el día del parto, es importante que ese documento no quede escondido o perdido entre hojas, porque entonces no servirá de nada. ¿Dónde se entrega el plan de parto? El plan de parto se puede llevar o no al hospital, lo más importante es HABLAR y COMUNICARLO con la persona que os acompañe durante el parto, matrona o ginecólogo. Lo ideal es que a la llegada al hospital podáis hablar y expresaros con el profesional de referencia, desde el primer momento, y así tenerlo en cuenta y poder establecer una mejor relación con la mujer y su acompañante.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This

¿Te ha gustado este artículo?

¡Compártelo y cuéntaselo a los demás Happypapis!